El concepto

 

Todos sabemos que gran parte del planeta sufre los impactos negativos que generen las acciones u omisiones vinculadas al hombre. Esta claro que la única manera de detener y hasta revertir ese proceso de destrucción es cambiando de actitud.

 

 

 

En 1998 decidimos en familia dedicarnos de lleno a preservar una pequeña fracción de tierra, basando nuestro proyecto de vida en el desarrollo sustentable. Vinculados por vocación y por pasión al contacto directo con la Naturaleza, nos integramos al ecosistema tomando nota de ausencias y presencias.

 

 

 

La desertización, la erosión, el sobrepastoreo, los incendios, la explotación inadecuada de los recursos naturales nos recibieron junto a las especias de flora y fauna que a pesar de todo logran con mayor o menor suerte sobrevivir.

 

  

 

El desafio desde entonces ha sido generar los recursos indispensable para llevar adelante Altos del Condor.